viernes, 11 de abril de 2014

Lee un extracto de BLACK ICE.

Becca publicó en su página un extracto de su nuevo libro, BLACK ICE, que saldrá a la venta este 07 de Octubre. ¡Esta muy interesante! Tiene ese misterio que caracteriza las historias de Becca.
Aquí está traducido al español y espero lo que disfrutes.

Puedes leer la sipnosis dando click aquí.





Traje perfecto para 7-Eleven.
Diez minutos más tarde, estaba en la tienda, llenando una taza con frambuesa azul  de Slurpee (granizado). Bebí un poco de la parte superior y la volví a llenar. Willie Hennessey, quien estaba trabajando en la caja registradora, me dio el mal de ojo.
"Por Dios", dijo. "Sírvete, ¿por qué no lo haces?"
"Ya que lo ofreciste," dije alegremente, y metí la paja entre mis labios una vez más antes de volver a llenarlo.
"Se supone que debo mantener la ley y el orden por aquí."
"Dos pequeños sorbos, Willie. Nadie va a la quiebra en dos sorbos. ¿Cuándo te hiciste tan maniático?"
"Desde que comenzaste a hurtar Slurpee y pretender que no sabías cómo usar la bomba de gas, y tener yo que salir y llenar el tanque por ti. Cada vez que tú apareces, quiero patearme."
Arrugué la nariz. "Yo no quiero mis manos oliendo a gas. Y tú eres particularmente bueno en el bombeo de gas, Willie," añadí con una sonrisa lisonjera.
"La práctica hace al maestro," murmuró.
Caminé descalza por los pasillos en busca de Twizzlers y Cheez-Its, pensando que si a Willie no le gustaba mi bombeo de gas realmente debería conseguir otro trabajo, cuando la puerta de entrada sonó. Ni siquiera escuché pasos antes de que un par de cálidas y callosas manos se deslizaran sobre mis ojos por detrás.
"¿Adivina quién?"
Su aroma familiar pareció congelarme. Recé para que él no pudiera sentir mi cara calentándose bajo su toque. Durante un largo momento, no pude encontrar mi voz. Pareció encogerse dentro de mí, rebotando dolorosamente en mi garganta.
"Dame una pista," dije, esperando sonar aburrida. O algo molesta. Cualquier cosa menos herida.
"Bajo. Gordo. Sobremordida desagradable". Su suave, provocativa voz después de todos estos meses. Sonaba familiar y extraña al mismo tiempo. El sentirlo tan cerca me hizo marear. Tenía miedo de empezarle a gritar, allí mismo, en el 7-Eleven. Si lo dejaba acercarse demasiado, tenía miedo de no gritarle. Y yo quería gritarpasé ocho meses practicando lo que le diría en mi cabeza y estaba lista para dejarlo salir.
"En ese caso, creo que es... Calvin Versteeg." Sonaba descuidadamente educada. Estaba segura de ello. Y no podía pensar en un alivio más grande.
Cal se acercó a mí y puso un codo en el estante del pasillo. Él me dio una sonrisa lobuna. Tenía clavado todo el conjunto diabólicamente encantador hace años. Había sido una tonta para ese entonces, pero era más fuerte ahora.
Haciendo caso omiso de su bello rostro, le di una mirada aburrida. Por lo visto, había dejado el estilo de su almohada en el pelo esta mañana. Era más de lo que recordaba. Durante el ejercicio de resistencia en los días más calurosos, cuando el sudor goteaba, su cabello era del color de la corteza del árbol. El recuerdo hizo que algo dentro de mí doliera. Empujé a un lado mi nostalgia y miré a Calvin con fría indiferencia. "¿Qué quieres?"
Sin preguntar inclinó mi paja Slurpee a un lado y se sirvió. Se limpió la boca con el dorso de su mano. "Háblame de ese viaje de campamento."
Tiré mi Slurpee fuera de su alcance. "Viaje de Backpacking (viajar con mochila sin tener un plan concreto)." Sentí que era importante hacer la distinción. Cualquiera podía acampar. El backpacking exigía destreza y vigor.
"¿Tienes todo lo que necesitas?," continuó.
"Y algunas cosas que quiero, también." Me encogí de hombros. "Hey, una chica necesita a su brillo de labios."
"Seamos honestos. Korbie nunca te permitirá salir de la cabina. Ella aborrece el aire fresco. Y no se le puede decir que no a ella." Se tocó la cabeza sabiamente. "Las conozco chicas."
Le di una mirada de indignación. "Estaremos de backpacking durante una semana entera. Nuestra ruta es de cuarenta kilómetros." Tal vez eso fue una exageración mínima. De hecho, Korbie había accedido a no más de dos kilómetros de caminata por día, y había insistido que camináramos en círculos alrededor de Idlewilde, en caso de que necesitáramos un rápido acceso a cosméticos o TV por cable.  Aunque yo nunca esperé estar de backpacking toda la semana, había planeado dejar a Korbie y a Bear en la cabaña por un día y caminar por mi cuenta. Quería poner mi entrenamiento a prueba. Obviamente ahora que Calvin se nos unía, él iba a averiguar sobre nuestros verdaderos planes muy pronto, pero por el momento mi mayor prioridad era impresionarlo. Estaba harta de él por siempre insinuar que no tenía ninguna razón para tomarme en serio. Siempre podía hacer frente a cualquier crítica que me podría dar más tarde, insistiendo en que hubiera querido estar de backpacking toda la semana y que Korbie sostuviera mi mochilaCalvin no encontraría esa excusa inverosímil.
"Tú sabes que varias de las rutas de senderismo todavía están cubiertas de nieve, ¿no? Y las casas de campo no se han abierto para la temporada, así que la gente se dispersa. Incluso la estación de guardabosque Jenny Lake está cerrada. Tu seguridad es tu propia responsabilidadno garantizan rescate".
Lo miré con los ojos redondos. "¡No me digas! No voy a ir sobre esto completamente en la oscuridad, Calvin," respondí. "Lo tengo cubierto. Estaremos bien."
Se frotó la boca, escondiendo una sonrisa, sus pensamientos perfectamente claros.
"¿De verdad no crees que no pueda hacerlo?," le dije, tratando de no sonar picada.
"Sólo pienso que ustedes dos se divertirán más si van a Lava Hot Springs. Pueden hundirse en las piscinas de agua mineral y pasar un día de compras en Salt Lake."
"He estado entrenando para este viaje durante todo el año", argumenté. "No sabes lo duro que he trabajado, porque no estabas alrededor. No me has visto en ocho meses. No soy la misma chica que dejaste atrás. No me conoces más."
"Tienes razón," dijo, levantando las palmas de las manos para demostrar que se trataba de una sugerencia inocente. "¿Pero por qué Idlewilde? No hay nada que hacer allí. Tú y Korbie se aburrirán después de la primera noche."
No sabía por qué Calvin estaba tan convencido en disuadirme. Amaba Idlewilde. Y él lo sabía tan bien como yo de que había mucho que hacer allí. Entonces me di cuenta. Esto no era sobre mí o Idlewilde. No quería acompañarnos. No quería pasar tiempo conmigo. Si él me convencía de abandonar el viaje, su padre no lo obligaría a unirse a nosotros, y él tendría sus vacaciones de primavera de nuevo.
Digiriendo este doloroso descubrimiento, me aclaré la garganta. "¿Cuánto te están pagando tus padres para que vengas con nosotros?"
Él hizo un gran gesto mirándome de arriba en una revisión crítica burlona. "Es evidente que no es suficiente."
Así que esa es la forma en que íbamos a jugar. Un poco de coqueteo insignificante aquí, un poco de bromas allí. En mi imaginación, tomé un marcador negro y dibujé una gran X a través del nombre de Calvin.
"Sólo para que quede claro, argumenté en contra de que vinieras. ¿Tú y yo juntos de nuevo? Completamente incómodo." Eso había sonado mejor en mi cabeza. Suspendidas entre nosotros ahora, las palabras sonaban celosas y mezquinas y tacañasal igual que una ex novia sonaría. No quería que él supiera que todavía estaba herida. No cuando él era todo sonrisas y guiños.
"¿Así que eso es todo? Pues bien, este acompañante acaba de cortar su toque de queda por una hora," bromeó.
Señalé con la mano más allá de las ventanas de la tienda hacia el BMW X5 cuatro por cuatro aparcado fuera. "¿Es tuyo?" Supuse. "¿Otro regalo de tus padres, o actualmente haces más que perseguir chicas en Stanford, como mantener un trabajo respetable?"
"Mi trabajo es perseguir a las chicas." Una mueca odiosa. "Pero yo no diría que es respetable."
"¿No novia seria, entonces?" Yo no me atrevía a mirarlo, pero sentía un inmenso orgullo por mi oh-tan-casual tono. Me dije que no me importaba su respuesta de una manera u otra. De hecho, si él había avanzado, sería una luz verde intermitente diciéndome que yo era libre de hacer lo mismo.
Él me dio un codazo. "¿Por qué? ¿Tienes novio?"
"Por supuesto."
"Sí, claro." Él soltó un bufido. "Korbie me lo hubiese dicho."
Mantuve mi postura, arqueando las cejas con aire de suficiencia. "Lo creas o no, hay algunas cosas Korbie no te dice."
Sus cejas se fruncieron. "¿Quién es él?" preguntó con cautela, y me di cuenta de que estaba pensando en comprar mi historia.
La mejor manera de reparar una mentira es no decir otra mentira. Pero lo hice de todos modos.
"No lo conoces. Es nuevo en la ciudad."
Él negó con la cabeza.  "Demasiado conveniente. No te creo." Pero su tono sugirió que podría.
Sentía una desesperada necesidad de demostrarle que yo había seguido adelantecon o sin cierre, y en este caso, sin. Y no sólo eso, sino que seguí adelante con un chico mucho, mucho mejor. Mientras Calvin estaba ocupado siendo un mujeriego repugnante en California, no estabarepito, noabatida y suspirando por viejas fotografías de él.
"Ahí está. Descúbrelo por ti mismo," le dije sin pensar.
Los ojos de Calvin siguieron mi gesto hacia fuera donde un Volkswagen Jetta rojo se estacionó en la gasolinera más cercana. El tipo echando gasolina en el Jetta era un par de años mayor que yo. Su cabello castaño estaba bien cortado, y mostró la simetría sorprendente de su rostro. Con el sol a sus espaldas, las sombras marcaron las depresiones por debajo de sus pómulos. No podría decir el color de sus ojos, pero esperaba que fueran de color marrón. Por ninguna otra razón que los de Calvin eran de un profundo y exuberante verde. El tipo tenía rectos, esculpidos hombros que me hicieron pensar en nadador, y yo nunca lo había visto antes.
"¿Ese tipo? Lo vi en mi camino. Las placas son Wyoming (estado de EE.UU)." Calvin sonaba convencido.
"Como he dicho, nuevo en la ciudad."
"Es mayor que tú."
Lo miré significativamente. "¿Y?"
La puerta sonó y mi novio falso entró en la tienda. Fue incluso más guapo de cerca. Y sus ojos eran, sin duda, de color marrónmarrón degradado que me recordó a la madera flotante. Metió la mano en su bolsillo de atrás por su billetera, y agarré el brazo de Calvin y lo arrastré detrás de un estante apilado con Fig Newtons y Oreos.
"¿Qué estamos haciendo?" Preguntó Calvin, mirándome como si me hubieran brotado dos cabezas.
"No quiero que me vea," le susurré.
"Porque él no es tu novio, ¿verdad?"
"No es eso. Es"
¿Dónde estaba una tercera mentira cuando lo necesitaba?
Cal sonrió diabólicamente, y lo siguiente que supe, fue que él había apartado mi mano y estaba deambulando hacia el mostrador. Atrapé un gemido entre mis dientes y observé, mirando con cuidado entre los dos estantes de arriba.
"Hey," dijo Calvin amablemente al chico, que llevaba una camisa de franela a cuadros, pantalones vaqueros y botas de montaña.
Con apenas una mirada hacia arriba, el chico inclinó la cabeza en reconocimiento.
"He oído que estás saliendo con mi ex," dijo Calvin, y había algo innegablemente petulante en su tono. Me estaba dando un poco de mi propia medicina, y él lo sabía.
El comentario de Calvin llamó la atención del chico. Estudió a Calvin con curiosidad, y sentí que mis mejillas se ponían cada vez más caliente.
"Sabes, tu novia, " Calvin instó. "Se está ocultando detrás de las galletas por allá."
Él me estaba señalando.
Me enderecé, mi cabeza apareciendo por encima de la plataforma. Alisé mi camisa y abrí la boca, pero no había ninguna palabra. Ninguna palabra en absoluto.
El chico miró más allá de Calvin hacia mí. Nuestras miradas se encontraron brevemente, y yo articulaba un humillado Puedo explicarlo... pero no pude.
Entonces algo inesperado ocurrió. El chico miró directamente a Calvin, y dijo con una voz tranquila, imperturbable, "Sí. Mi novia. Britt."
Me estremecí. ¿Él sabía mi nombre?
Calvin parecía también sorprendido. "Oh. Oye. Lo siento, hombre. Pensé" Le tendió la mano. "Soy Calvin Versteeg," balbuceó torpemente. "El ex… de Britt."
"Mason."
Mason miró la mano extendida de Calvin, pero no la tomó. Colocó tres billetes de veinte en el mostrador para Willie Hennessey. Luego se acercó a mí y me besó en la mejilla. Fue un simple beso, pero mi pulso palpitaba igual. Él sonrió, y fue una caliente, sexy sonrisa. "Veo que no has superado tu adicción de Slurpee, Britt."
Poco a poco le devolví la sonrisa. Si él estaba en el juego, entonces yo también lo estaba. "Te vi entrar, y necesitaba algo para refrescarme." Me ventilaba mientras lo miraba con adoración.
Sus ojos se arrugaron en las esquinas. Estaba bastante segura de que se estaba riendo por dentro.
Le dije: "Podrías pasar por mi casa más tarde, Mason, porque compré un nuevo brillo de labios que podría usarlo a prueba..."
"Ah. ¿Un juego de besos?," dijo sin titubear.
Lancé una mirada maliciosa a Calvin para medir cómo estaba manejando el coqueteo. Para mi alegría, parecía que había mascado un bocado de cáscara de limón.
"Ya me conocessiempre condimentando las cosas, " respondí con voz sedosa.
Calvin se aclaró la garganta y cruzó los brazos sobre el pecho.
"¿No deberías estar yéndote, Britt? En serio debes de llegar a la cabina antes de que anochezca."
Algo indescifrable nubló los ojos de Mason. "¿Vas a acampar?," me preguntó.
"Backpacking," corregí. "En Wyomingel Grand Teton. Te lo iba a decir, pero..." ¡Argh! ¿Qué razón podría haber surgido para no decirle a mi novio sobre su viaje? Tan cerca de terminar esto, y lo estaba arruinando todo.
"Pero no me pareció importante, ya que yo también voy a salir de la ciudad, y no vamos a ser capaces de pasar la semana juntos de todos modos," Mason terminó fácilmente.
Lo miré a los ojos de nuevo. Guapo, inteligente, dispuesto a todoincluso haciéndose pasar por el novio de una chica a la que nunca había conocidoy sorprendentemente mentiroso. ¿Quién era este tipo? "Sí, exactamente," murmuré.
Calvin ladeó la cabeza hacia mí. "Cuando estábamos juntos, ¿alguna vez me fui durante una semana sin decirte?"
Te fuiste por ocho meses, pensé sarcásticamente. Y rompió conmigo en la noche más importante de mi vida. Jesús dijo que debemos perdonar, pero siempre hay espacio para una excepción.
Le dije a Mason, "Por cierto, mi papá te quiere para la cena la semana que viene."
Calvin hizo un ruido ahogado. Una vez, cuando me había llevado a casa cinco minutos después del toque de queda, nos detuvimos en el camino para ver a mi padre de pie en el porche golpeando un palo de golf con su palma. Él vino marchando y golpeó contra el negro Ford F-150 de Calvin, dejando un bonito cráter redondo. "La próxima vez que la traigas a casa tarde, voy a apuntar a los faros," dijo. "No seas tan estúpido como para necesitar tres advertencias."
No lo decía en serio, en realidad no. Como yo era el bebé de la familia y la única niña, mi padre tenía una racha de mal humor cuando se trataba de los chicos con los que salía. Pero, en realidad, mi padre era un viejo adorable. Sin embargo, Calvin nunca rompió el toque de queda de nuevo.
Y ni una sola vez se le había permitido venir a cenar.
"Dile a tu papá que me vendría bien algunos consejos más de la pesca con mosca," dijo Mason, sin dejar de sostener nuestra farsa. Milagrosamente, él también había adivinado correctamente el deporte favorito de mi padre. Todo este encuentro estaba empezando a sentirse... espeluznante. "Oh, y una cosa más, Britt." Pasó su mano por mi cabello, apartándolo de mi hombro. Yo estaba completamente inmóvil, su toque congeló mi aliento en mi interior. "Ten cuidado. Las montañas son peligrosas en esta época del año."
Lo miré boquiabierta por el asombro hasta que se retiró de la gasolinera y se marchó.
Él sabía mi nombre. Había salvado mi trasero. Él sabía mi nombre.
[…]
"Pensé que estabas mintiendo, " Calvin me dijo, mirando aturdido.
Entregué a Willie un billete de cinco por mi Slurpee y se guardó el cambio.
"Tan satisfactorio como esta conversación ha sido," le dije a Calvin, "probablemente debería ir a hacer algo más productivo. Como rayar tu coche. Es tan bonito."
"¿Así como yo?" Él movió las cejas con expectación.
Llené mis mejillas con Slurpee, fingiendo que tenía la intención de escupirle. Dio un salto brusco y para mi satisfacción, su sonrisa arrogante, finalmente, se desvaneció.
"Nos vemos esta noche en Idlewilde," Calvin gritó al salir de la tienda.
A modo de respuesta, alcé un pulgar.
Mi dedo medio habría sido demasiado obvio.
Al pasar junto al BMW de Calvin en el aparcamiento, me di cuenta de que las puertas estaban desbloqueadas. Miré hacia atrás para asegurarme de que él no estaba mirando, luego tomé una decisión en una fracción de segundo. Entrando por la puerta del copiloto, golpeé el espejo retrovisor fuera de la alineación, derramé Slurpee en las alfombras y robé su colección vintage de CDs de la guantera. Era una tontería que hacer, pero me hizo sentir un poco mejor.
Daría los CDs de vuelta esta nochedespués de haber rayado algunos de sus favoritos.



.......
¿Qué les pareció? Estoy ansiosa por el libro, ¡me ha dejado con mucha intriga!

8 comentarios:

  1. Muy bueno ! que alegria volver a leer una escritura tan magnifica como la de Becca, estoy esperando ansiosa para comprar el libro y poder leerlo !!

    ResponderEliminar
  2. Me encantaa! Es perfectoo!!!!

    ResponderEliminar
  3. Oh dios mio, me encanta, ¿donde está la sipnosis oficial?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puedes leerla aqu'i: http://thehushhushsaga.blogspot.com/2013/10/descripcion-de-black-ice.html y si deseas darle un vistazo a la portada: http://thehushhushsaga.blogspot.com/2014/02/becca-revela-portada-de-black-ice.html :)

      Eliminar
  4. OMG!!!! Está muy interesante ^^ ya quiero que salga.

    ResponderEliminar
  5. Creo que me pondré histérica esperando hasta Octubre, el libro si se ve demasiado bueno!

    ResponderEliminar
  6. Yo soy la señora Mabel smith de EE.UU., quiero compartir un testimonio de mi vida a
    cada uno. Estuve casada con mi esposo John Smith, lo amo tanto que
    han estado casados ​​por 5 años con dos hijos. cuando él fue a dar un
    vacaciones a Francia que quería decir una señora llamada Marys, él me dijo que él no es
    ya interesado en el matrimonio más. Estaba tan confundo y buscando
    en busca de ayuda, no sé qué hacer, hasta que conocí a mi amiga, la señorita Lina y dije
    ella acerca de mi problema. ella me dijo que no te preocupes por eso que tenía un
    problema similar antes y presentarme a un hombre llamado Dr. Fadeyi que echó
    un hechizo sobre su ex y traerlo de vuelta a ella después de 2 días. Señorita Lina me pregunta
    ponerse en contacto con el Dr. Fadeyi. Me contacté con él para ayudarme a traer de vuelta a mi marido y
    él me pide que no te preocupes por eso que los dioses de sus partes delanteras padres harán
    luchar por mí. Me dijo que por dos días será a mí ya mi marido volver a unir
    juntos. Después de los dos día mi marido me llamó y me dijo que va a volver a
    buscado cosas conmigo, me sorprendió cuando lo vi y él empezó
    llorar por el perdón. En este momento soy la mujer más feliz del mundo por lo que
    este gran hechicero hizo por mí y mi marido, puede ponerse en contacto con el Dr.
    Fadeyi sobre cualquier problema en este mundo, él es muy buen hombre, aquí está su
    contactar doctorfadeyitempleofspell@gmail.com. Él es el mejor lanzador de hechizos
    en Internet hasta el momento

    ResponderEliminar